Kumquat
El kumquat es uno de esos arbustos que deberían de estar en muchas más casas de aficionados a las plantas. Se le puede considerar como el naranjo ideal para terrazas o pequeños patios ya que se puede cultivar en maceta y su crecimiento es más bien reducido.
Desde luego que no podemos esperar cuando fructifique que nos ofrezca naranjas como para obtener litros de zumo. El kumquat no produce frutos que destaquen por esta cualidad sino que son agradables de comer, incluso con su piel, pero muy poco tienen que ver con nuestras modernas naranjas.
Muchos kumquat se venden injertados en un pie diferente y como decía su fácil cultivo los hace merecedores de estar entre las colecciones de más aficionados.
Requiere algo de sol directo, tener cuidado con los pulgones, no pasarse en los riegos y abonarlo con cierta generosidad en la época de crecimiento. Resiste bien las temperaturas moderadamente bajas, momento en el cual los riegos deben de reducirse al máximo.
Las pequeñas naranajas se mantienen en el arbolito durante meses así que sirven de adorno, salvo que usted decida comérselas antes.
Pequeño naranjo
Comprar kumquat (Citrus fortunella)
Por lo general va a encontrar el kumquat con cierta facilidad en las floristerías ya que sus frutos se mantienen mucho tiempo en la planta y por su atractivo se suelen vender bien. El precio es relativamente caro aunque si compra una pequeña planta no tiene que gastarse más de 15 a 25 euros.


Comentarios

You must be logged in to post a comment.

Name (required)

Email (required)

Website

Sus aportaciones siempre son bien recibidas:

    Artículos anteriores
    Sin entradas anteriores