Archivo de la categoría: Gesneriaceas

Flores de Sinningia (gesneriacea)

Flores de Sinningia
Ya está en flor la sinningia leucotricha y si la planta ya era hermosa por sus hojas aterciopeladas y su profusión pilosa, ahora el contraste entre el rojo asalmonado de las flores y sus hojas gris verdoso la convierte a esta planta en una de las más llamativas.
Las flores duran pocos días abiertas sin embargo las produce en gran número así que se puede mantener en flor durante un par de semanas o algo más de tiempo.
Flores rojo asalmonado de Sinningia
Las flores, de forma tubular, están completamente cubiertas de pilosidad grisacea, al igual que las hojas (como se puede ver en las fotografías).
Capullos de Sinningia
Tras la floración la planta conserva los tallos floríferos, las hojas incrementan su tamaño y en invierno terminan secándose estos tallos que darán paso a los de la nueva estación.

Sinningia leucotricha

Sinningia leucotricha
Esta sinningia es tan fácil de cultivar como el resto de especies con las que está emparentada.
Como se puede ver en las fotografías la planta tiene unas hojas que son muy llamativas debido a la bellosidad que le da una apariencia aterciopelada y un brillo casi metálico al mismo tiempo.
Tanto sus hojas como el tubérculo que va formando a lo largo de los años orientan a pensar que la planta no necesita riegos demasiado generosos y efectivamente se mantiene muy bien con poca agua.
La floración llega en primavera de manera muy abundante ya que en todos los tallos que produce el tubérculo aparecen unas terminaciones floríferas que se mantienen durante algunas semanas.
Sus flores son tubulares, de color rojo anaranjado.

Sinningia
Comprar Sinningia leucotricha
Esta gesneriácea no es una planta muy frecuente en las floristería o viveros, y la verdad es que puede ser relativamente complicado encontrarla a pesar de ser de muy fácil cultivo.
No compre semillas, es siempre preferible conseguir tubérculos que le pueden enviar por correo con gran facilidad, sobre todo durante el periodo de descanso invernal, antes de que comience la sinningia a producir nuevos tallos.